Mi Huella

ser más sustentables

Si la sustentabilidad es la capacidad que tenemos como sociedad para usar de forma consciente y responsable nuestros recursos, sin agotarlos y pensando en el futuro de nuestros ecosistemas y comunidades, ser un consumidor sustentable es algo parecido. Significa que debemos satisfacer nuestras necesidades cuidando nuestro entorno, sin contaminar el medio ambiente o perjudicando a otros.

Un consumidor responsable es una persona bien informada, a la que le interesa saber de dónde proviene lo que consume, cómo se produce y cuál es el impacto medioambiental, social o animal que tiene su decisión de compra. Además, sabe muy bien que su consumo determina la producción, y  por tanto, tiene el potencial de generar un cambio.

Entonces, no se trata de dejar de consumir ni de ser extremistas, se trata de alinear nuestro estilo de vida con alternativas más sustentables, mediante decisiones cotidianas y una suma  de pequeñas accciones. De esta forma, transformaremos nuestra huella en el mundo.

Mi huella

Para dimensionar nuestro impacto en el planeta, podemos categorizar nuestra huella de dos formas: la huella que dejamos en el medio ambiente y la huella que dejamos en el bienestar de las personas.

MI HUELLA DE CARBONO Y DE AGUA

Es fácil de identificar y cuantificar ya que los dos principales indicadores que se utilizan son la huella de carbono y la huella de agua. La huella de carbono es la suma de emisiones de gases de efecto invernadero que un individuo o empresa genera en un determinado plazo a partir de hábitos de consumo. Esto incluye, alimentación, transporte, uso de energía en la casa, compra y uso de productos y servicios, generación de residuos, entre otros. (Revisa más abajo el medidor de huella de carbono)

La huella de agua es un indicador que revela la cantidad de agua dulce que un consumidor, productor, empresa o comunidad consume directa o indirectamente. Esto incluye el uso en  hogares o el agua que es utilizada en la producción de alimentos, productos o servicios que utilizamos a diario.

Si bien el consumo en el hogar es importante de controlar, tanto en la huella de carbono como en la hídrica, el consumo de alimentos y otros productos y servicios representa el porcentaje más relevante de nuestro impacto ambiental, por lo tanto, las elecciones de consumo que hagamos tienen mucha importancia.

Para dimensionar su impacto, citamos algunas situaciones y productos cotidianos que seguramente no sabías que afectaban al medioambiente.

Mientras más grande la pantalla mayor será la huella

Mirar dos horas de televisión en una pantalla de plasma de 24 pulgadas equivale a recorrer 1,6 Km. en auto, si tenemos en cuenta las emisiones de CO2. Y cuanto más grande sea la pantalla, mayor será la huella de carbono.

La tecnología que usas cotidianamente

Enviar 65 correos electrónicos equivale a trasladarse un kilómetro en automóvil en términos de emisión de carbono.

Comer carne consume mucha agua

La huella hídrica de 200 gramos de carne de res es el equivalente a 47 duchas de ocho minutos.

Mucha agua para una gaseosa

Para elaborar sólo una botella de plástico de medio litro de gaseosa se requieren 350 botellas de agua de la misma capacidad.

Mi Huella social

La huella social, es el impacto que nuestras acciones generan en el bienestar de las personas o comunidades. Consumir productos de marcas socialmente responsables es una excelente forma de mejorar nuestra huella. Si bien este indicador es más difícil de medir, es posible identificar en ciertos productos o servicios buenas prácticas sociales como por ejemplo que una empresa cuida los derechos humanos de una comunidad vulnerable, que crea nuevos puestos de trabajo en zonas con altas tasas de desempleo o que se adhiere a los estándares del comercio justo.

Calculadora De La Huella De Carbono​

El Ministerio de Medio Ambiente de Chile cuenta con una calculadora de huella de carbono ciudadana para que cualquier persona pueda calcular rápidamente su huella. Esta herramienta interactiva permite cuantificar el impacto de actividades y hábitos como viajar en auto, mirar televisión o encender la estufa, además de entregar consejos para reducir las emisiones.

¿No encuentras un producto? Solicitalo aquí